CCTV

¿Te has planteado adquirir un Circuito Cerrado de Televisión?
¡Vamos a ver de qué se trata!

[gravityform id=3 title=true description=false ajax=true tabindex=49]

La tecnología de CCTV ha existido desde los años 40, y se convirtió en un factor importante en la industria de la seguridad alrededor de 1970. Es una tecnología que ha sido verdaderamente probada y hay modelos de cámaras de seguridad CCTV para prácticamente cualquier aplicación de vigilancia.

La tecnología de CCTV ha venido siendo una opción de seguridad desde hace décadas, pero las mejoras de los últimos años la hacen aún más eficaz para atrapar a los delincuentes en el acto y llevarlos ante la justicia.

Si lo que quieres es disuadir los robos y asaltos, prevenir el vandalismo, supervisar el tráfico o vigilar a los empleados, el CCTV puede ser un factor importante para tu negocio.

¿Qué es un CCTV?

Cámara de seguridad colocada en el exterior de un edificio

En términos simples, un CCTV es un Circuito Cerrado de Televisión compuesto por un conjunto de cámaras de vídeo analógicas que transmiten señales a través de un cable coaxial a una única ubicación central para la supervisión, grabación y análisis de vídeo. Si bien, actualmente la tendencia es un impulso hacia las cámaras de red IP, las cámaras de CCTV siguen siendo muy utilizadas y ofrecen una respuesta rentable a muchos escenarios de vigilancia comunes.

Aunque la mayor parte de nuestra atención en estos días se centra en la transición a la tecnología de vídeo IP, es importante señalar que las cámaras de seguridad analógicas de CCTV todavía pueden ser muy eficaces para muchas aplicaciones de vigilancia, especialmente las de bajo presupuesto. Con las cámaras de seguridad tradicionales de CCTV, la señal de vídeo es procesada y transmitida en formato analógico para su visualización local desde un lugar de monitoreo central. Pero eso no significa que no se puedan utilizar cámaras analógicas en un entorno de vigilancia basado en IP. El uso de codificadores de vídeo IP y otros equipos como grabadoras de vídeo digital y DVR híbridos permite aprovechar las cámaras analógicas existentes mientras se migra al mundo de la vigilancia digital.

¿Cómo funciona el sistema de CCTV?

La explicación depende del tipo de sistema involucrado. Los sistemas se definen por los tipos de cámaras utilizadas. Hay dos tipos comunes de cámaras en uso hoy en día: Cámaras analógicas y cámaras basadas en IP.

Los equipos de CCTV que utilizan cámaras analógicas han existido durante años, estas aún siguen siendo el tipo de cámara más común instalado en estos sistemas. Los sistemas analógicos incluyen una cámara o una serie de cámaras con un conjunto de cables dedicados que se introducen en un dispositivo de grabación y una serie de monitores. El vídeo se graba y se almacena en el videograbador.

Para ver las escenas en vivo o grabadas de tus cámaras de seguridad, debes conectar tu DVR o NVR a un televisor o monitor. La unidad de visualización de tu sistema de CCTV puede variar desde una simple pantalla monocromática hasta un monitor a color de alta definición. Si tienes cámaras IP, también puedes ver las imágenes a distancia desde un smartphone o un ordenador.

¿Cual es la función principal de un CCTV o circuito cerrado de televisión?

Un circuito cerrado de televisión te permite vigilar lo que pasa en tu negocio y alrededor de él. Las cámaras y los monitores te permitirán visualizar los eventos en tiempo real y las videograbadoras archivan las imágenes para que puedas consultarlas posteriormente. No confundas un monitor de CCTV con una televisión ordinaria. No recibe el contenido emitido públicamente, sólo las imágenes de las cámaras de seguridad instaladas en el local.

Si lo que quieres es disuadir los robos y asaltos, prevenir el vandalismo, supervisar el tráfico o vigilar a los empleados, el CCTV puede ser un factor importante para tu negocio.

El propósito de un CCTV es especialmente capturar imágenes, en cualquier lugar vulnerable o de alta incidencia criminal dentro y alrededor de tu edificio.

Cámara de seguridad en la vía pública

CCTV IP

Dispositivos que componen un CCTV

Las cámaras basadas en IP desarrollan la misma función que las analógicas, pero con una gran cantidad de funciones añadidas. Las cámaras IP suelen ofrecer mejores imágenes con mayor resolución y flexibilidad, lo que permite a los usuarios enviar por correo electrónico las imágenes de vídeo para su consulta. En una gran empresa con muchas instalaciones, las compañías de seguros suelen preferir, y en algunos casos exigir, sistemas IP.

Las cámaras IP funcionan sirviéndose de una red IP (protocolo de Internet), esta red normalmente es la misma red de datos que utiliza el resto de equipos de la empresa. Si hay limitaciones con el ancho de banda, se puede utilizar una red separada que utilice un cableado de categoría 5. De todas formas, los vídeos se graban en un servidor, lo que significa que la información puede estar localizada en el mismo sitio o en un lugar remoto.

Componentes principales de un CCTV

Cámaras alámbricas

Las cámaras de seguridad alámbricas utilizan cables para transmitir las imágenes y llevar a cabo la videovigilancia, pero la señal puede debilitarse cuando el alcance de la transmisión supera los 300 metros. El uso de los cables de red, interruptores y amplificadores de señal apropiados puede ayudar a superar este problema. Se pueden interconectar varias cámaras a un solo monitor ubicado en una sala de seguridad.

Cámaras analógicas

Las cámaras analógicas han existido durante años y siguen siendo el tipo más común de cámara de CCTV instalada hoy en día. Tienen una funcionalidad básica y almacenan video en el lugar.

Cámaras IP

Las cámaras IP (protocolo de Internet) realizan las mismas funciones que sus homólogas analógicas, pero con capacidades mucho mayores. Las cámaras IP cuentan con imágenes más nítidas y de mayor resolución, y con funciones más flexibles como el zoom remoto y el reposicionamiento. También ofrecen la opción de ver las imágenes en un navegador web. Esto hace posible recibir notificaciones sobre cualquier cosa extraña que graben las cámaras - como el movimiento dentro de tu negocio en horas no habituales - y verlo en vivo desde cualquier lugar a través de un ordenador o un smartphone. El mayor inconveniente de las cámaras IP es que su precio suele ser más alto.

Monitor CCTV

En una instalación tradicional de cámaras de seguridad de CCTV, los operadores ven las imágenes desde un lugar central en un monitor muy parecido a un televisor, pero con líneas de resolución más altas para una mejor calidad de imagen. Los monitores pueden ser dedicados (lo que significa que muestran el vídeo de una sola cámara), o de llamada (lo que significa que los operadores pueden acceder a varias cámaras al mismo tiempo).

Cables

Con un sistema analógico, se requiere un cable coaxial para transmitir las imágenes de vídeo de las cámaras de seguridad de CCTV. Este es uno de los inconvenientes de la videovigilancia analógica de CCTV, ya que el cable puede ser caro y difícil de instalar, especialmente para las redes de cámaras más amplias, y aquellas en las que las cámaras deben colocarse en lugares difíciles.

Grabadoras de Vídeo

Vídeo grabador y cámaras de seguridad

Cuando una cámara de CCTV detecta algo de interés, una grabadora se encarga de que puedas mirarlo más tarde. Puedes programar las cámaras para grabar todo lo que capturan, pero eso ocupa mucho espacio de almacenamiento. Por eso, es conveniente programar las cámaras para que graben sólo en determinados momentos del día o cuando detecten movimiento. Las opciones de grabación de vídeo pueden ser DVR y NVR.

Los DVR, o videograbadores digitales, son el sustituto moderno de los videograbadores analógicos que usan cintas de vídeo. Los DVR capturan imágenes de cámaras analógicas en formato digital con la calidad y los fotogramas por segundo deseados. Cuando el disco duro se llena, las nuevas imágenes se graban sobre el material más antiguo.
Los NVR, o videograbadores en red, funcionan de manera similar a los DVR, pero son compatibles con las cámaras IP. Las cámaras y los NVR se conectan a través de un conmutador o enrutador de red. Puedes acceder con facilidad al contenido de un NVR a través de un navegador web o una aplicación móvil.

Vídeo grabador de seguridad NRV y cámaras de seguridad

¿Cuál es el precio de un CCTV?

El precio de un CCTV puede variar mucho. Todo depende del equipo que necesites para cubrir toda la zona que quieres proteger.

Algo económico sería un sistema con 4 cámaras y un videograbador de 1tb, pero en muchos casos esto no sería suficiente. Puede que para una eficiente protección necesites instalar un mayor número de cámaras y repartirlas entre el interior y el exterior de tu casa o que elijas almacenar los datos de grabación en un servidor remoto, en lugar que en un DVR o NVR.

Cerrar XRellena el formulario y consigue el mejor precio en tu alarma
Paso 1 de 3
crossmenu